Niños superdotados

Niños superdotados

Si por parte de los padres o educadores se detecta pronto que su hijo o alumno es un niño superdotado o un niño con altas capacidades, podrá recibir la atención y los apoyos adecuados desde el principio para su correcto desarrollo.

Cuando no es así, lo que ocurre en la mayoría de los casos, el niño superdotado se empieza a sentir diferente muy pronto. Por una parte, su comportamiento es distinto a lo que están acostumbrados sus padres o sus educadores, más brillante, muy sensible (los superdotados pueden ser muy sensibles), más respondón, más rebelde también, hiperactivo (muchos superdotados son diagnosticados con TDAH), curioso y, a menudo, incontrolable.

Los niños superdotados y el rechazo

Por otra parte, el niño superdotado se siente diferente de sus compañeros de clase, sus intereses suelen ser distintos y, por tanto, sus juegos y sus conversaciones le convierten pronto en alguien distinto, raro. Alguien que discute sobre filosofía a los 10 años o que discrepa del papel de la mujer en la familia cuando tan solo tiene 8 años, puede convertirse en raro, impopular y objeto de burlas por el resto de los niños. No es, por tanto, poco frecuente la relación entre superdotados y acoso escolar, un vínculo lamentable al que si no se le presta atención puede desembocar en consecuencias más graves.

Y como ocurre con todo lo diferente, genera rechazo; rechazo por falta de entendimiento mutuo. Los niños superdotados tienen unos intereses que sus compañeros no comprenden y ellos tampoco comprenden los intereses de sus compañeros, ya que les parecen demasiado infantiles. La tendencia más habitual es al aislamiento en la clase, aislamiento interior, al menos, porque suelen aprender a disimular e intentar pasar desapercibidos.

niños superdotados

Rechazo por su brillantez o fracaso escolar

A veces a ello se une la brillantez escolar, el que saque muy buenas notas y, por lo tanto, los profesores lo destaquen públicamente, lo que genera el rechazo del empollón. La consecuencia más habitual es que los niños superdotados o con altas capacidades dejan de sacar buenas notas a propósito con el único objetivo de no destacar, este es el caso más frecuente cuando hablamos de niñas superdotadas, quienes suelen intentar pasar desapercibidas y lo consiguen hasta tal punto que, en muchas ocasiones, ni sus propios padres sospechan que también son superdotadas.

También puede ocurrir que por falta de motivación tengan un rendimiento mínimo y a la falta de integración con sus compañeros se una el rechazo de los profesores, lo que suele desembocar en que estos niños superdotados sufran fracaso escolar con más frecuencia que la media. En muchos casos, estas reacciones no consiguen que el resto de niños les vean con otros ojos, por lo que la situación puede derivar en acoso escolar o bullying.

Los niños superdotados necesitan apoyo

Con todo ello, sobrevivir en la escuela es, cuanto menos, complicado. Desarrollarse y crecer con un buen grado de autoestima en un ambiente en el que el niño superdotado se siente incomprendido en general es complicado, y por ello el apoyo emocional, el cariño y la estabilidad que le ofrezcan los adultos que le rodean, y en especial los padres de estos niños superdotados, es fundamental.

La identificación cuanto antes de las altas capacidades y la superdotación es muy importante. Si se detecta temprano que el niño es superdotado y tanto él como sus padres reciben la orientación adecuada por psicólogos expertos en superdotación y altas capacidades, y si además se cuenta con el apoyo y la comprensión de los profesores, la escuela puede ser un lugar estupendo para que el niño superdotado crezca y disfrute como cualquier otro niño.

¿Cómo identificarlos? Si cree que su hijo puede ser superdotado o tener alta capacidad nuestro primer consejo es confirmarlo poniéndose en contacto con nuestro Gabinete de Expertos en Superdotación y altas capacidades pidiendo una cita en el 914317061 y salir de dudas.

Usamos cookies para una mejor experiencia. Si continúa navegando entendemos que acepta nuestra política de cookies.