Los padres de un niño con altas capacidades vencen a la administración

Recibo una citación del Juzgado de Primera Instancia de Badajoz para actuar como Perito Judicial nombrado por el propio Juez, como Experta en Superdotación, Altas Capacidades e Inteligencia, para intervenir en un juicio entre los padres de un niño con altas capacidades intelectuales y la Administración Educativa de Extremadura.

Al realizar la valoración al niño para poder informar al juez, los padres me cuentan una larga historia que me pareció alucinante para un país desarrollado como el nuestro y que resumo muy brevemente:

El primer año: Se valora al niño en el centro escolar y el resultado da un cociente intelectual de altas capacidades. Este informe fue revisado posteriormente por el equipo de orientación de zona que informó a los padres: que no, que el niño no tenía altas capacidades.

El segundo año: Los padres acuden a un centro especializado y, nuevamente, les confirman las altas capacidades intelectuales de su hijo. Entregan el informe en el equipo de orientación que les correspondía, pero estos no lo aceptan y pidieron una nueva prueba de contraste ese mismo año.

Mientras tanto, en el centro escolar, siguen manteniendo que es un niño con altas capacidades por las pruebas de sus propios psicólogos y deciden pasarle a un curso superior en Matemáticas y Lengua, pero cuando aparece la Inspectora correspondiente desautoriza al Director del Centro y obliga al niño a repetir el curso que ya había superado con sobresaliente. Según me informan, en todo momento las formas y los modos fueron de total falta de respeto e incluso recibieron amenazas veladas, así como descalificaciones hacia los profesionales privados que habían visto al niño.

Al obligarle a repetir curso, el niño rechazaba el colegio, sufría muchísima ansiedad y decía «odio el colegio y odio mi vida». En esa situación su pediatra le envió a salud mental. Allí emitieron un informe diciendo que el rechazo al colegio, y los problemas de ansiedad venían porque el niño tenía necesidades educativas especiales que no estaba recibiendo.

El tercer año: La prueba de contraste realizada por un equipo de orientación oficial informó nuevamente que no era un niño con altas capacidades.

La pediatra envió al niño a neuropediatría, allí validaron los informes que los padres les presentaron y les dijeron que efectivamente era un niño con altas capacidades intelectuales y que tenía necesidades educativas especiales.

El cuarto año: Después de la intervención como Perito Judicial, el Juzgado de Primera Instancia de Badajoz dictaminó con absoluta firmeza las altas capacidades del niño y en la sentencia obligó a la Administración Educativa Extremeña a la flexibilización de curso al niño y a darle el apoyo educativo que necesitaba. Pero la Administración Educativa Extremeña recurrió esta sentencia a los pocos días.

El quinto año: La Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Extremadura emitió su Sentencia nº 11 por la que confirma en todos sus extremos la Sentencia emitida por el Juzgado de Primera Instancia de Badajoz en el caso de un niño de altas capacidades intelectuales por sobredotación intelectual, denegada por los Equipos de Orientación Extremeños.

Cinco años para reconocer las altas capacidades

Padres Altas Capacidades

En definitiva, los padres de este menor llevan 5 años esperando para que la Administración le permita subir de curso. Los padres han conseguido demostrar que tenían razón después de denunciar a la Administración Educativa Extremeña e invertir cuantiosos recursos económicos y personales para seguir adelante con el proceso.

La Administración Educativa Extremeña ha conseguido demorar 5 años la educación especial que este chico necesita y nunca compensará el daño psicológico que se le ha hecho tanto a él como a sus padres.

Mi más sincera felicitación y reconocimiento para los padres por su valor y perseverancia al defender los intereses de su hijo. Y el suspenso más absoluto a los responsables de la Administración Educativa Extremeña que han sido capaces de enfrentarse a un proceso de cinco años por no reconocer las altas capacidades de un niño ni permitirle la aceleración de curso. Me pregunto si todavía lo volverán a recurrir y seguiremos invirtiendo recursos públicos de abogados, jueces, etc. para impedir que un niño superdotado pueda recibir la educación que necesita.

Desde El Mundo del Superdotado estamos con todos los padres que quieran la mejor educación para sus hijos superdotados y de altas capacidades, la aceleración de curso, ya que es la medida con menor cortes y con mayor reconocimiento internacional.

El Mundo del Superdotado es una Clínica Sanitaria de Psicología especializada en Superdotación y Altas Capacidades. Llevamos más de 15 años realizando valoraciones de superdotación y altas capacidades y contamos con una terapia específica, el Método Darwin, que ofrece orientación a niños, adolescentes, padres y adultos superdotados y de altas capacidades. Solicita una cita Previa en el 914317061 (Madrid).

Carmen Sanz Chacón
El Mundo del Superdotado

Llamar Fundación

Usamos cookies para una mejor experiencia. Si continúa navegando entendemos que acepta nuestra política de cookies.